En qué consiste la gestión de proyectos Agile.

La gestión ágil de proyectos o Agile Project Management es un conjunto de metodologías que se emplean para la gestión de proyectos surgidas como contraposición a los métodos clásicos de gestión. Aunque nacieron en el ámbito del desarrollo de software, se han ido adaptando y aplicando a todo tipo de proyectos y sectores como el mundo de las startup.

En Codiwans trabajamos desde hace años utilizando Agile para la gestión de proyectos y equipos multidisciplinarios sobre todo encaminado a proyectos del mundo de los videojuegos y también para la creación de aplicaciones móviles.

Las metodologías tradicionales funcionan muy bien en proyectos donde se conoce cuál es el problema y la solución que hay que aplicar. Con estas premisas es sencillo analizar, diseñar y ejecutar una solución, pero es totalmente opuesto al entorno de una startup.

Una startup es, por definición, una organización temporal puesto que son compañías que arrancan buscando crear un negocio centrado en la innovación para formar una empresa que funcione. Por esta misma razón la startup se mueve en un entorno de extrema incertidumbre donde no está claro el problema a solucionar (innovar es lo que tiene) y la forma de hacerlo. Su objetivo es encontrar lo más rápido posible un modelo de negocio que funcione para replicar y escalar.

Las metodologías ágiles son todas aquellas técnicas o metodologías de trabajo que se utilizan con el objetivo de ayudar a la startup a conseguir sus objetivos de la forma lo más ágil posible. Esto quiere decir que éstas metodologías aportan fiabilidad, rapidez y eficacia al proceso.

Las metodologías ágiles pueden confundirse con conceptos como los que hemos hablado anteriormente como el Lean Startup. La diferencia se encuentra en que los principios Lean Startup se encargan de “qué” construir y las metodologías ágiles se encargan de “cómo” hacerlo.

Por las características intrínsecas de las startups, las metodologías ágiles suelen usarse en proyectos tecnológicos. Existen muchas metodologías Ágiles diferentes y cada una de ellas tiene sus fortalezas y sus debilidades, pero no son excluyentes. En cada proyecto  podemos adoptar una, o varias, en función de las características del propio proyecto y del equipo.

El manifiesto de las metodologías ágiles en general se centra en:

  • Mejorar la interacción  y comunicación en los procesos y las herramientas utilizadas de todo el equipo que participa en el proyecto. Así mejoramos la motivación e implicación del equipo.
  • Enfocar los esfuerzos en los resultados que funcionan en vez de en la documentación exhaustiva. Esto nos ayudará a reducir al máximo el tiempo de producción y agilizará todo el proceso.
  • Mejorar la colaboración con el cliente durante el proceso en vez de en la negociación contractual. Esto supondrá una mejora en la satisfacción del cliente puesto que se involucrará y comprometerá a lo largo del proyecto.
  • Tener la capacidad de respuesta al cambio en vez de enfocar los esfuerzos siguiendo un plan inicial que casi nunca se adapta a la realidad. Con lo que nos llevará a un ahorro en costes y a una mejor calidad del producto.

Vamos a explicar las 2 metodologías ágiles más usadas: Scrum y Kanban.

Scrum

Scrum es un sistema de gestión de proyectos en el que se aplica un conjunto de buenas prácticas para trabajar en equipo implicando a todos los componentes y con el objetivo de obtener el mejor resultado posible con el mínimo tiempo y recursos utilizados.

Las principales características de un proyecto que se realiza con Scrum son:

  • Se realizan entregas parciales y regulares en bloques cortos de tiempo del producto final.
  • Estas entregas se priorizan según menor coste de desarrollo + el beneficio que aportan al cliente.
  • Se trabaja con un solapamiento de las diferentes fases del desarrollo, en lugar de realizar una tarea tras otra de forma secuenciada.
  • Da mayor importancia y autoridad al equipo, que se compromete a entregar unos requisitos con la libertad de organizar su propio trabajo internamente.
  • La importancia de la colaboración y la comunicación internamente entre el equipo y también entre el equipo y el cliente.
  • La limitación de tiempo dedicado a las tareas del proyecto, para ayudar a la toma de decisiones y conseguir resultados rápidos.

Por ello Scrum también se utiliza para resolver situaciones problemáticas en las que por ejemplo:

  • No se está entregando al cliente lo que necesita.
  • Las entregas se alargan demasiado, los costes se disparan o la calidad no es aceptable.
  • Cuando se necesita capacidad de reacción ante la competencia o cambios que haya en el proceso.

Kanban

El modelo Kanban se basa en una idea muy simple: el trabajo en curso debe limitarse (no podemos asumir 20 tareas a la vez) y sólo debemos empezar con algo nuevo cuando un bloque de trabajo anterior haya sido entregado o haya pasado a otra fase posterior del proceso.
El modelo Kanban se compone de una pizarra o tablero (ya sea físico o digital) con 3 columnas como mínimo (se pueden añadir más en función de la necesidad) que reparten las tareas a realizar en distintas fases según su estado. Las principales fases que se deberán poner son: Por hacer, Haciendo, Hecho. Pero es posible añadir fases nuevas con sus respectivas columnas como: En Análisis, En Diseño, En QA, Testeando, etc…

En cada columna se pondrán unas fichas (en digital) o post-it (en físico) con la descripción de la tarea a realizar incluyendo como mínimo las personas implicadas en resolver esa tarea y la estimación de la duración. A medida que la tarea vaya avanzando se deberá ir desplazando la ficha o post-it a su columna correspondiente por la persona responsable de realizar esa tarea en la fase finalizada. Con este método el gestor de proyectos y el resto del equipo implicado en solucionar una tarea podrán saber siempre el estado en el que se encuentra una tarea específica y podrán saber si deben ponerse a trabajar en esa tarea o no. 

Trello_Codiwans_Kanban_Gestor de proyectos_Agile
Tablero de Trello que utiliza el modelo Kanban.

Herramientas y plataformas para trabajar en Agile

A lo largo de estos años hemos ido utilizando diferentes herramientas de Agile que os vamos a decir por si estáis intresados en trabajar siguiendo esta metodología.

Herramientas de Scrum:
pivotal-tracker_logoAssembla_logo
En Codiwans hemos trabajado mucho tiempo con Privotal Tracker y Assembla, dos herramientas que facilitan mucho el trabajo y que además se integran con otra gran herramienta que forma parte de nuestro día a día como es Slack, ideal para mejorar la comunicación interna y externa entre equipos entre otras muchas cualidades.

Herramientas de Kanban:
Trello_logo
Si usamos el modelo Kanban en físico solo necesitaremos una pared y unos post-it. En cambio, si usamos el modelo Kanban en digital, tenemos varias herramientas que nos ofrecen esta posibilidad de trabajo de forma gratuita o mediante un bajo coste. Una de las más conocidas es la que usamos para gestionar nuestros proyectos es el Trello.

Conclusión

Como podéis ver es posible aplicar Agile en el día a día de una empresa. Aunque sí que es cierto que no siempre tiene por qué ser la única solución. Cada empresa y cada situación es un mundo y se deberá valorar bien si la mejor forma de solucionar los problemas de gestión es aplicar Agile o no. Eso no significa que no sea una buena metodología que puede hacer la gestión de un proyecto mucho más llevadera y aplicarla suponga agilizar mucho el proceso de creación de un producto.

One thought on “En qué consiste la gestión de proyectos Agile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s